Home

“Soy de barro, soy de maíz…”

Así comienza una de las canciones que dan vida al Temazkal de Garaldea. Desde su siembra, 3 años atrás, muchas cosas han pasado, muchísimas energías se han movido, transformando las emociones, los egos, los espíritus.

postal5Después de 3 años siendo Inipi, iglú de varas de álamo cubierto de mantas, donde recibimos las piedras calientes que refrescadas con agua nos llevan de viaje por nuestro interior…nuestras manos y pies, con la fuerza creadora, lo han convertido en Temazkal.

Gracias a Mer, arquitecta de corazón enorme, energía desbordante, guerrera valiente y revolucionaria que cambia el mundo con la fuerza de su risa y de sus manos de barro, nuestro Temazkal ha transmutado, se ha convertido en lo que es, el vientre de la Tierra.

Ahora es una cueva de barro y paja donde seguiremos cantándole a la vida, honrando a los 4 elementos, a nuestros ancestros, y a los ancestros de otros mundos y culturas. En él entramos con respeto siendo lo que somos, y en él dejamos lo que nos pesa y ya no necesitamos para salir nuevas, mucho más limpias, por dentro y por fuera.

Ha sido un gustazo disfrutar del proceso, aprender de lo que significa la bioconstrucción, experimentar embarrándonos con tierra, arena, paja, y mucha agua…Ha sido un placer darle las últimas capas, sintiendo perfectamente como acariciábamos a un animal enorme, apapachando a este Ser que tanto nos enseña y nos cuida.

13346457_10153689258175840_3411603190503495712_n.jpg

Gracias muy especiales a Sara y a Gade por mantener vivo el trabajo espiritual tan potente, generoso y desinteresado en nuestra querida Tierrita… así como a Nuria y todas las personas que han formado el equipo temazkalero desde el principio.

Gracias por esta fusión de saberes, por recordarnos la importancia de

volver la vista atrás en todos los sentidos, y aprender de nuestros abuelos, que efectivamente, somos de Barro, y en él, renacemos.

CAM00356

 

Anuncios