Home

Hace tantos años que viajaba que ya no me acordaba de lo que era la vida sin andar cargando la mochila al hombro.

Los últimos viajes habían sido muy duros, ya no me sentía libre, porque el peso de la mochila había aumentado mucho desde que Ali y Huayra, mis hijas, decidieron venir a acompañarnos…

Y andaba de aquí para allá, en lo que mas que a un viaje de placer, se parecía al vagar de un fantasma cansado. Y por fin escuché la voz de mi hermana que hace tanto tiempo me hablaba de Garaldea, y allí aparecimos.

Hace ya un año desde ese momento y he de decir que la vida me ha dado un vuelco tremendo en esta vuelta alrededor del sol.

Para mí Garaldea desde el principio ha sido un regalo, ha sido una suma de regalos impresionante… Casi todo aquello que llevaba tantos años buscando y proyectando, en este mágico lugar se materializó, y no solo eso, sino muchas mas cosas importantes que no conocía y que ahora son parte de mi vida y de la vida de mis hijas.

Garaldea es mi familia, aquella familia que una elige, hermanas del alma, que todos los días nos acompañan, nos ayudan y nos enseñan… las personas que forman parte de este proyecto son un ejemplo de fortaleza, de originalidad, de entrega, de cariño.

Garaldea ha sido Tierra firme donde echar raíces, por fin.

Aquí solté la mochila y de ella empezaron a crecer hojas y flores.

Garaldea ha sido testigo de un cambio de ciclo definitivo en mi vida y en la de mis niñas, y por primera vez en muchos años, decido, con consciencia, quedarme, con todo el trabajo que implica.

21965097086_1131e014bc_o

Y comienzo con alegría este nuevo y apasionante viaje de criar a mis hijas en comunidad, en un espacio donde se trabaja la consciencia y el cambio, echando por fin raíces en este gran huerto de la vida.

Garaldea no es el paraíso, aquí también hay oscuridades, pero las luces (sobre todo desde que la electricidad nos llega del sol) son tan grandes que hacen que a las sombras nos den ganas hasta de cuidarlas para que se transformen…

Garaldea es uno de los mejores viajes que he caminado en mi vida.

Garaldea es una escuela de caracoles, y en ella crecemos libres todas las niñas que creemos en la transformación…

Irene.

Anuncios