Home

En 2016 vamos a darle un fuerte empujón a la sostenibilidad en Garaldea: placas fotovoltáicas para generar nuestra propia electricidad, bioconstrucción para aislar espacios, sistemas de biomasa para calefacción, agua caliente termosolar y otros inventos varios que nos ayuden a vivir confortablemente sin depender de las multinacionales energéticas.

Una de las propuestas será una zona de duchas con agua caliente termosolar. Lo que viene siendo provechar el calorcito del sol para calentar agua. El año pasado construimos un prototipo para probar uno de los sistemas que conocemos, a partir de los diseños de los hermanos Urquia que aparecen en si libro “Ingenios solares”.

ducha solar 1

Nos quedó tan bien que el agua quemaba 🙂 75 litros a 50º

Un sencillo sistema autoconstruido con materiales reciclados y un gasto inferior a 50€ para algunas piezas de fontanería que necesitamos comprar. Un radiador plano como colector metido en una plancha de una antigua cámara de frío y sellado con una panel de metacrilato. El efecto termosifón envía el agua caliente al depósito superior (un calentador eléctrico reciclado) donde se almacena hasta su uso.

Una vez conseguimos los materiales, lo construimos en un solo día.

Las mejoras que introduciremos, además de aumentar el volumen de agua calentada y la cantidad de duchas disponibles, serán: un sistema automático de llenado del circuito aprovechando el mecanismo de una cisterna (para no tener que andar pendientes de rellenarlo) y depósito en altura de agua fría para poder regular la temperatura. Ah, y unas paredes, claro 😉

Anuncios